Relatos históricos


Un breve encuentro con el patriarca Wang Lang
Mantis religiosa
Texto realizado por el Shifu Carlos García

Durante sus más de cinco siglos de antigüedad, en el sistema tradicional de la Mantis religiosa (Tanglang Chuen) han proliferado y se han diversificado diferentes relatos e historias acerca de su fundador, el legendario y Gran Maestro creador del estilo de boxeo chino de la Mantis Wang Lang.

Todos y cada uno de los diferentes relatos han sido transmitidos de generación en generación por cada uno de los maestros del estilo, pilares en los cuales se asienta una fuerte transmisión oral de los diferentes hechos históricos acerca de este extenso y tradicional arte de combate chino

Lógicamente es imposible incluir aquí todos los relatos históricos de todos los grandes maestros que ha tenido este sistema, por lo que hemos seleccionado algunos, quizás los que más se acercan a la verdadera historia. Entre ellos presentaremos:

  • La leyenda recogida por el discípulo Li Hong Jie y narrada por su Maestro el Gran Li Kuen Shan.
  • La leyenda descrita por el Gran Maestro Wei Shiao Tang.
  • La leyenda descrita por el gran maestro Hao Hen Lu.
  • Los registros históricos del templo de Shaolin.
 
Li Kuen Shan
Maestro Li Kuen Shan
La primera leyenda, narrada por el Gran Maestro Li Kuen Shan, del boxeo de la Mantis religiosa “Flor de ciruelo”(Mei Hua Tanglang) (1894-1976) y recogida por su discípulo Li Hong Jie, describe que: El fundador del boxeo de la mantis religiosa fue Wang Lang, nació y creció en la aldea de Long Bao, en el condado de Ji Mo, provincia de Shang Dong.Su padre, llamado Wang Man Tang era la persona más acaudalada del pueblo. Wan Man Tang era conocido por su compasión y generosidad para con todos sus vecinos. Por lo tanto, todo el amor y cuidado paternales de Wang Man Tang se dirigieron hacia la educación de su hijo en la mejor tradición confuciana.Cuando éste completó sus estudios en los clásicos confucianos y alcanzó un alto nivel en el arte de la poesía, su padre, con el fin de desarrollar una personalidad completa en su hijo, invitó a un maestro de artes marciales para que enseñara a Wang Lang.

Sin embargo, el proceso educativo de su hijo fue interrumpido por la invasión de las tropas manchúes. Toda la familia de Wang Lang murió en el combate y él, herido de muerte, fue arrojado a un río… Pero la suerte se alió con él ya que fue rescatado por un monje budista del monasterio de Shaolin llamado Tang chan Shang Ren, el cual llevó a Wang Lang al monasterio en donde fue atendido por los monjes expertos en hierbas medicinales.

En poco tiempo se recuperó y entró a formar parte de la Shang budista (comunidad y hermandad religiosa de monjes budistas). Tras vivir 7 años en el monasterio aprendió el arte del boxeo Shaolin pero fue derrotado por uno, el mejor monje guerrero del monasterio.Derrotado y contrariado, Wang Lang caminaba por un bosque cercano cuando repentinamente escuchó unos sonidos secos que eran producidos por una cigarra en un árbol, se aproximó y vio a una mantis religiosa atacando a la cigarra con sus patas delanteras. Eso le inspiró y decidió capturar a la mantis y refugiarse en un lugar tranquilo para examinar sus movimientos.Decidió atacarla con una rama para ver la reacción del insecto y en cuanto la mantis vio un nuevo enemigo agarró la rama afianzando su avance. Durante varios días Wang Lang estudió los movimientos de las patas delanteras de la mantis, sus técnicas defensivas y de ataque, y comenzó a desarrollar su propio estilo de boxeo basado en las acciones ofensivas y defensivas de la mantis religiosa.

Sin embargo, Wang Lang no estaba satisfecho con los desplazamientos del insecto y decidió adoptar la manera de desplazarse del gran simio. Sobre todo decidió incorporar diecisiete técnicas diferentes de combate de los diecisiete estilos que aprendió en el monasterio.

Tras algunos años de trabajo completó la creación de un estilo de boxeo nuevo y lo llamó el Boxeo de la Mantis Religiosa. Una vez dominado dicho sistema derrotó al monje principal y éste llamó al abad, que quedó sorprendido al ver un estilo de boxeo tan prometedor y envió a Wang Lang a viajar por China para contactar con prestigiosos maestros de artes marciales, perfeccionando así el boxeo de la mantis.

Wang Lang visitó a muchos maestros pero ninguno pudo vencerle en combate y pasó el resto de su vida en las montañas de Lao Shang, en la provincia Shang Dong, en donde transmitió su estilo al maestro Taoísta Shen Xiao Dao Ren.

 

Leyenda de Wei Shiao Tang sobre el patriarca Wang Lang

La leyenda descrita por el gran maestro de boxeo de la mantis religiosa de los ochos pasos (Pa Pu Tanglang) Wei Shiao Tang (1910-1984) en su manuscrito no publicado “La estantería secreta del boxeo práctico de la mantis religiosa”, afirma que:”El fundador del boxeo de la Mantis religiosa Wang Lang, del condado de Ji Mo en la provincia de Shang Dong, era el hijo de más inteligencia y talento de su familia y desde una edad temprana comenzó a tener gran interés en las artes marciales, pero no pudo encontrar un buen maestro.

Maestros de Mantis

Foto histórica de maestros de Mantis en la que se encuentra el gran maestro “Ting Zu Chieh” entre otros

Chen taiji
Gran maestro Wei Shiao Tang realizando un movimiento típico de Mantis

En cierta ocasión oyó hablar sobre cierto maestro taoísta llamado Yu Hua Zhen Ren, muy conocido y destacado experto en artes marciales. Wang Lang marchó hacia las montañas de Lao Shang en donde el venerable maestro Taoísta vivía en el templo de la suprema pureza (Sang Qing Geng). Wang Lang se hizo discípulo del maestro Taoísta y durante varios años, bajo su guía, aprendió la técnica del boxeo taoísta Tai Gong Kuan. Tras finalizar sus estudios y siguiendo los consejos de su instructor, recorrió China visitando a otros grandes maestros de artes Marciales para perfeccionar sus propias habilidades. En su viaje llegó al monasterio de Shaolin, en donde fue derrotado por los monjes y apenado partió del monasterio.Caminaba por el bosque cuando decidió descansar en un árbol. De pronto oyó un extraño ruido, levanto la cabeza y vio una mantis religiosa capturando una cigarra. Asombrado por la habilidad del insecto, Wang Lang capturó a la mantis y regresó a las montañas de Lao Shan donde se dedicó a la observación de los movimientos de la mantis religiosa, atacándola e instigándola con una rama durante algún tiempo.

Pronto, Wang Lang alcanzó la “iluminación” y desarrolló el boxeo de la mantis religiosa. La teoría se sustenta sobre sus principios, que están formados por 12 caracteres, 8 técnicas duras y 12 suaves. Además, tomó las mejores técnicas de diecisiete estilos de Kungfu y las incorporó en el boxeo de la mantis religiosa. Todo ello junto a los pasos y movimientos de piernas del mono.

Cuando el estilo estuvo plenamente formado en todos los aspectos transmitió sus técnicas a sus mejores discípulos, Yu Zhou Dao Ren y Shen Xiao Dao Ren. Se dice que posteriormente Wang Lang tomó parte en la rebelión de las sociedades secretas contra la invasión Manchú.

Sin embargo, todas sus tropas fueron aniquiladas y sólo él pudo escapar. Cuando regresó a las montañas de Lao Shan, los soldados manchúes ya habían estado allí. Wang Lang y su maestro taoísta Yu Hua Zhen Ren partieron de Lao Shan y fueron a las montañas Kun Lun Shan, en donde Wang Lang continuó con el desarrollo de su estilo y vivió como un ermitaño hasta el fin de sus días.
 

Leyenda de Hao Hen Lu sobre el patriarca Wang Lang

La leyenda descrita por el gran maestro del boxeo de la mantis religiosa (Flor de Ciruelo del gran último) Hao Hen Lu (18??-1950) aparece en el capítulo nuevo de su manuscrito inédito titulado “Discurso sobre el boxeo de la mantis religiosa flor de ciruelo del gran último”, y dice así: Si exponemos los datos históricos del sistema mantis, tenemos que saber que su fundador y patriarca fue el llamado Wang Lang. Sin embargo se desconoce cuándo vivió exactamente y de qué clase de familia procedía, aunque con certeza esta no era adinerada.

Beng Bu Quan

Shi Fu Carlos practicando Beng Bu Quan en Beijing (templo del cielo).

Wang Lang fue famoso por su pasión por el arte marcial y por ser una persona notable. Viajó por todo el imperio, estudió diferentes estilos de boxeo y tuvo muchos amigos en las artes marciales. En cierta ocasión, en el festival de mediados de Otoño, Wang Lang viajó hasta las montañas de Lao Shan y contempló los magníficos riscos y los ríos interminables del valle quedando atónito ante tanta grandiosidad. Cuando lleno de curiosidad decidió proseguir su escalada siguiendo el tortuoso y empinado camino que ascendía por las montañas, Wang Lang escuchó de pronto el apacible sonido de una campana en la cercanía. Caminando por el sendero pronto llegó a un antiguo templo, morada de eremitas y decidió entrar en busca de comida y agua.

Lo primero que vio fue a unos monjes taoístas practicar el arte del boxeo en el patio principal del templo. Wang Lang llegó a contar hasta 60 posiciones y estilos que nunca había visto antes.

Intrigado, preguntó a los monjes pero estos no se dignaron a contestarle, preguntó de nuevo pero la respuesta fue el silencio a momentos interrumpido por el sonido de sus movimientos. Finalmente Wang Lang decidió llamar la atención de unos practicantes agitando sus brazos. Uno de los monjes se enojó al ver tal osadía y falta de etiqueta en el intruso, alzándose hacia Wang Lang con los puños cerrados listo para castigarlo. Sin embargo, el monje quedo rápidamente fuera de combate tras la rápida respuesta de Wang Lang. Una docena de monjes corrió en ayuda de su hermano espiritual pero todos fracasaron. Los monjes comenzaron a gritar y llamaron al abad. Cuando éste llegó, Wang Lang le explicó la situación diciéndole que él sólo deseaba pedir comida y agua sin esconder malas intenciones…El abad contestó:

-Todos estos son mis discípulos y estoy muy avergonzado de su fracaso; ¿te avendrías, por favor, a un combate justo?

Wang Lang accedió pero perdió la pelea. Entonces Wang Lang se dio cuenta de la magnitud de la destreza marcial del abad e inmediatamente abandonó el templo. Se adentró en lo profundo del bosque y se dispuso a descansar. Se tumbó y comenzó a pensar sobre su fracasado combate y el por qué de su derrota.

De repente vio dos mantis blancas en la rama de un árbol. Una de ellas tenía una mosca entre sus patas delanteras y la otra intentaba arrebatarle la presa. Durante la pelea, una mantis atacaba y la otra saltaba de un lado al otro, esquivando y contraatacando con la velocidad de un relámpago.
Wang Lang fijó toda su concentración en este combate y de repente tomó conclusiones de los principios de actuación de la mantis religiosa.

Regresó inmediatamente al templo taoísta y emprendió un combate contra el abad. En cuanto el venerable abad vio que las técnicas de mano de Wang Lang eran diferentes de cuando combatieron la vez anterior y tuvo además la sensación de que esta vez Wang Lang ganaría el combate, preguntó sobre el origen de su técnica, pero Wang Lang continuó peleando en completo silencio.

Pasado el tiempo el abad preguntó otra vez pero no halló respuesta. Solo cuando Wang Lang hubo ganado le comunicó al abad la razón de su victoria. Enseguida el abad envió a sus discípulos al bosque para que capturaran unas diez parejas de mantis religiosas.

Cuando liberaron a los insectos el abad los puso sobre la mesa para que combatieran, de esta manera Wang Lang y el abad se pasaron largo tiempo aprendiendo movimientos y posiciones tácticas de la mantis enzarzada en combate mortal.

A partir de aquí, los dos maestros desarrollaron una técnica de boxeo nueva y secreta que difiere significativamente de las otras. Posteriormente Wang Lang le dijo al abad:

-Aunque usted y yo hayamos creado un nuevo estilo de boxeo, no deberíamos olvida la causa y origen de nuestro conocimiento. Si la mantis religiosa en su lucha por la existencia y alimento no nos hubiera revelado sus secretos, nunca hubiéramos desarrollado este estilo.

El abad respondió:

-Tienes razón, a fin de perpetuar el recuerdo del origen, llamaremos a este estilo “Las puertas de la mantis religiosa”(Tang Lang Men).

Wang Lang y el abad enunciaron doce caracteres, principios directos de la técnica de lucha de la Mantis.
Estos son sus principios: Zan (contactar), Nie (adherirse), Bang (enlazar), Tie (presionar), Ha i(intrusión), Jiao (provocar), Shin (seguir el movimiento), Song (enviar), T i(elevar), Na(apresar), Feng (bloquear), Bi (cerrar).

Una vez codificados estos principios, idearon esquemas o secuencias técnicas de la mantis tales como: Peng Pu (paso de derrumbe), Lan Chie (obstrucción), Pachio (ocho codos), Mei Hua Luo (técnica de brote de ciruelo) y Pai Yuen Chu Tong Chuen (El mono blanco roba melocotón).

No obstante, este nuevo estilo fue durante mucho tiempo un privilegio de los monjes taoístas de la comunidad religiosa de Laoshan y se mantenía como una parte de la doctrina Taoísta secreta no divulgada a extraños. Durante el resto de su vida, Wang Lang vivió en el templo taoísta, desarrollando el boxeo de la mantis religiosa y siguiendo la vida del Tao.

Xiao Hu Ien Quan

Shi Fu Carlos practicando Xiao Hu Ien Quan en uno de los patios interiores del templo de Shaolin

Registros Históricos en el Monasterio de Shaolin

Realmente es imposible decir cuándo vivió Wang Lang, no obstante, contamos con dos principales períodos de la historia de China en los que se dice que fue la época en la que Wang Lang desarrolló el sistema de la mantis religiosa. Estos dos períodos son desde la dinastía song (960-1279) hasta finales de la dinastía Ming (1368-1644) y comienzos de la Quing (1644-1911).

Sin embargo, es verdaderamente muy probable que Wang Lang viviera al comienzo de la dinastía Song del Norte (969-1126), debido principalmente a la existencia de unos datos históricos independientes de la historia tradicional del boxeo de la mantis. Esta fuente de información la constituyen dos libros que se salvaron del fuego cuando los militaristas (señores de la guerra) chinos, quemaron el monasterio de Shaolin en 1928.

Se dice en “Registros del monasterio de Shaolin” “…El monje supremo del monasterio de Shaolin Fu Ju invitó a dieciocho maestros de dieciocho escuelas diferentes de Kungfu a visitar el monasterio de Shaolin, con la principal finalidad de mostrar su destreza e instruir a los monjes Shaolin durante tres años con el fin de absorber lo mejor de cada maestro y combinar diferentes técnicas que fueron recopiladas en manuales sobre boxeo de Shaolin…”. En la copia del manuscrito de “Registro sobre el boxeo de Shaolin” se afirma:”…Durante la dinastía Song, el Abad del monasterio era el gran monje Fu Ju. Su virtud era elevada y notable su reputación en las artes marciales, medicina, cultura literaria y la percepción al Buda; su nombre era conocido en todo lugar entre las fronteras del cielo y los mares. Con el fin de mejorar las habilidades marciales de la familia de monjes, el monje Fu Ju invitó a los dieciocho grandes maestros de dieciocho escuelas diferentes de artes marciales a venir a Shaolin.

El monje Fu Ju tenía varios propósitos: el primero era enseñar a los monjes las artes marciales y el segundo mostrar sus habilidades y aprender los principios técnicos más elevados de los diferentes maestros para equilibrar sus diferencias.

Pero ¿cuáles fueron los diferentes maestros y a qué sistema de boxeo pertenecían?

En los mismos registros queda detallado que el maestro Fu Ju invita a los siguientes maestros:

  • El estilo del boxeo de puño largo del emperador TAi Zu (el fundador de la dinastía Song, Zhao Kuang Yin) que es primordial y significativo.
  • La técnica de mano “Chan Feng” del maestro Zhang Eg es especialmente secreta.
  • El estilo de boxeo Tong Bei del maestro Han Tong es el original.
  • El estilo del boxeo de puño corto del maestro Wen Yuan es increíble al más alto nivel.
  • El estilo de boxeo del puño del mono del maestro Sun Heng es también exuberante.
  • El estilo de boxeo de golpes a distancia próxima, del maestro Ma Ji es sorprendente.
  • El estilo del maestro Huang You, que conoce la técnica corporal “Kao Shen” y al que es imposible acercarse.
  • La técnica de palma “Mien Zhang” del maestro Mien Shen es rápida como el relámpago.
  • La técnica de mano de enganche y elevación “Gou Lou Tan Shou” del maestro Liu Xing.
  • La técnica “Ke Shou Tong Quan” del maestro Jin Xiang.
  • La técnica de adhesión, agarre y descenso “Zhan Na Die Fa”del maestro Yan Qing.
  • Las técnicas de golpes explosivos en las zonas huecas del cuerpo “Wo Li Pao Chui” por el maestro Chui Lian.
  • Los agarres de mano y técnica de apresamiento de mano “Kun Lu Zhen Ru” por el maestro Yang Gun.
  • Las más poderosas técnicas de pateo de los patos mandarines “Yuan Yan Jiao”por el maestro Lao Chong.
  • La técnica de siete formas de golpes continuos de palmas “Qi Shi Lian Zhang” por el maestro Meng Su.
  • Las técnicas de lanzar y estrellar “Shuai Lue Ying Beng” por el maestro Gao Hui De.
    Y al maestro Wang Lang con su estilo Tang Lang Chuen (mantis religiosa).

Todos estos representantes de los diversos estilos, reunidos por el maestro de Chan Fu Ju del monasterio de Shaolin, propició que la técnica de boxeo de la mantis religiosa absorbiera y ecualizara las diecisiete técnicas por el maestro Wang Lang.

PROGRAMA DE ESTUDIO BOXEO MANTIS RELIGIOSA (Centre Sanchai)

三彩武术传统学

    螳螂拳

 

Este programa de estudio pertenece únicamente al estilo de la mantis religiosa. En este se encuentra varios de los esquemas importantes del boxeo mantis de los 8 pasos (Babutanglangquan) y del boxeo de la mantis de las 7 estrellas (Qixingtanglangquan). El resto de las formas de ambos estilos así como los estilos restantes tales como: Meihuatanglang, Mimentanglang y Liohetanglag, se estudiarán una vez se haya alcanzado el nivel de Faja negra. 

Este programa esta diseñado para que el alumno pueda adquirir profundos conocimientos del boxeo mantis en un periodo máximo de siete años y medio y de esta manera poder ejercer como transmisor del estilo a futuros estudiantes. 

 

El presente programa de formación esta tutorado por el maestro Carlos García, quien lleva más de 20 años dedicado a la enseñanza marcial, filosófica, terapéutica y meditativa de la cultura tradicional china.        

 

El estilo permite el desarrollo de sus capacidades  físicas en todas sus vertientes. Herramientas personales para autogestionar mejor el bienestar emocional; tomando así mejor conciencia de la importancia de su salud mental. Y todo ello a través de estas sagradas y antiguas enseñanzas. Enseñanzas basadas en los aspectos de la filosofía del Budismo y Taoísmo.

Programa Tanglang Sanchai wushu Bcn

Programa Tanglang Sanchai wushu Bcn